ACNUR: 8 DE MARZO DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER

ACNUR: 8 DE MARZO DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER

La mitad aproximadamente de las personas refugiadas en el mundo son mujeres y niñas. En el día de la mujer, desde Eduardo Sanz nos queremos hacer eco de la noticia dada por ACNUR en relación a las mujeres refugiadas y a la tremenda lucha de las mismas para salir adelante:

«¿QUÉ SE CELEBRA EL 8 DE MARZO, DÍA DE LA MUJER

Hace más de 100 años, se instauró el 8 de marzo para celebrar el Día de la Mujer en algunos países del norte de Europa. Pero lo que comenzó siendo un homenaje a la mujer trabajadora se convirtió, años más tarde, en un día en pro de los Derechos de la Mujer y la Paz Internacional.

Desde que la ONU declaró en 1975 el 8 de marzo como el Día Internacional de la Mujer, este se ha hecho eco en todo el mundo.

 

MUJERES REFUGIADAS: 8 DE MARZO, UN DÍA POR LA PAZ

En un día como el 8 de marzo queremos hacer un homenaje a todas esas mujeres víctimas de conflictos que se encuentran refugiadas y desplazadas lejos de su hogar. Problemas como la violencia sexual, la violencia de género, la mutilación genital femenina o el matrimonio infantil ponen de manifiesto que la mujer merece una protección especial. Algo tan cotidiano como recoger agua o ir al baño puede ponerlas en riesgo de violación o abuso.

Hoy en día, muchas mujeres y niñas se enfrentan a situaciones de discriminación y violencia. Para las mujeres refugiadas este riesgo se agudiza. Desde hace décadas, ACNUR trabaja para empoderarlas, prevenir la violencia sexual y de género y dar protección a las supervivientes.

Según el Informe de ACNUR Tendencias Globales de Desplazamiento 2018, en la actualidad hay 25,7 millones de mujeres y niñas refugiadas. La proporción de mujeres y niñas entre la población refugiada es del 48 %. Muchas de ellas han huido de prácticas tan atroces como la mutilación genital femenina. Otras, de conflictos armados o guerras.»

 

FUENTE: para más información pinche aquí.

This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

by Eduardo Sanz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *