Adiós a las ojeras

Seguro que, en más de una ocasión, habrás usado las clásicas rodajas de pepino para reducir la inflamación de tus ojeras, ya que, es un potente antiinflamatorio. A la hora de favorecer la circulación sanguínea de esta área tan sensible, nos irán muy bien todos los productos ricos en antioxidantes y en vitamina C.

La patata cruda es sensacional en estos casos, gracias a su aporte de esta vitamina. Estimula la circulación y es muy buena para el sistema cardiovascular, según este estudio realizado por los Centros de Investigación en Nutrición y Salud (España).

Te explicamos ahora cómo debemos llevar a cabo este sencillo tratamiento.

Qué necesito

  • 2 rodajas de patata cruda de un centímetro de grosor.
  • 2 algodones.
  • 1 mortero.

Cómo lo hago

  • Para empezar, pelar la patata cruda y cortar dos trozos de, más o menos, un centímetro de espesor.
  • Después, machacarlas con ayuda de un mortero.
  • Colocar en cada algodón una porción de esta patata cruda picada.
  • A continuación, aplicar sobre tus ojeras durante 15 o 20 minutos.
This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

by Eduardo Sanz