Artículo: Como curar una hemorroide con ajo

El ajo, además de un excelente condimento para los guisos, se ha usado como medicina para la prevención de muchas enfermedades, entre todas sus propiedades curativas se encuentran aquellas relacionadas con la circulación de la sangre, pues gracias a sus componentes sulfurosos, como la aliína o el ajoeno, evitan la formación de coágulos. Lo que resulta muy favorecedor para crear remedios que alivien enfermedades relacionadas con la circulación como curar una hemorroide, el colesterol, un infarto de miocardio, la hipertensión, entre otras. Por si fuera poco, el ajo también contiene quercetina, un tipo de flavonoide complejo que fortalece las pequeñas venas y los vasos capilares para evitar que sean menos permeables y frágiles.

Las formas de usar el ajo para aliviar las hemorroides son muy diversas. El uso más frecuente es mezclarlo con laurel (antiséptico, tonificador de la piel e inflamatorio) y con clavo (antiséptico, antiinflamatorio y rico en taninos). La receta es muy sencilla, debes poner en medio litro de agua hirviendo 3 dientes de ajo machacados, 2 hojas de laurel y 5 clavos. Deja cocer los ingredientes durante 15 minutos y espera a que la preparación se enfríe. Después cuela el caldito que se formó y con la ayuda de un algodón, aplícalo en la zona de hemorroides. Notarás de inmediato los efectos antiinflamatorios de los ingredientes.

Si no cuentas con laurel o clavo y no sabes como curar una hemorroide con el puro ajo, aquí te decimos cómo. El ajo por sí mismo sirve para limpiar los intestinos y aliviar el malestar de las hemorroides. Si tú padeces de hemorroides internas, entonces puedes pelar un diente de ajo, lavarlo y darle forma de supositorio. Para lubricarlo puedes ponerle un poco de aceite de oliva y colocarlo en el recto aproximadamente dos pulgadas. Deja que funcione toda la noche, y el ajo será expulsado hasta que llegue el momento de evacuar.

Pero si tu problema son las hemorroides externas, entonces puedes picar tres o cuatro dientes de ajo, y ponerlos a hervir en una taza de agua durante 10 minutos. Deja que la preparación se enfríe y aplica el agüita que quedó con una gasa. Si lo prefieres, puedes darte un alivio adicional metiendo el agua de ajo en el congelador hasta que se enfríe.

Como te podrás haber dado cuenta, aunque las hemorroides son molestas y perjudiciales para la salud, es muy sencillo quitarlas con ingredientes que tienes en casa. No te quedes con dudas sobre como curar una hemorroide, pues remedios naturales hay muchos, tantos que te sorprenderás de lo accesible y sencillos que son.

De: curarloshemorroides.org, Raul Meireles 11 marzo, 2015

This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

by Eduardo Sanz