Buñuelos dulces de patata

Otro lunes más os traemos un dulce, para empezar la semana con ganas. Hoy es el turno de Buñuelos dulces de patatas.

¡Seguro que os encantan tanto como a nosotros!

INGREDIENTES

  • 1 Kg de patata cocida
  • 6 huevos
  • 700 g de harina
  • 500 g de azúcar
  • 16 g de levadura química o polvo de hornear
  • 1 cucharadita de bicarbonato sódico
  • 100 ml de anís (licor)
  • zumo de un limón

PASOS A SEGUIR

1.- En una olla con abundante agua, cuece las patatas lavadas y con la piel. Cuando puedas pincharlas fácilmente con un tenedor, las patatas estarán listas. Esto puede tardar de media hora a tres cuartos de hora, según el tamaño de las patatas. Deja que se enfríen. Puedes cocerlas también peladas y cortadas.

2.- Retira la piel y todas las manchitas de las patatas. Se quitan con mucha facilidad.

3.- Pasa las patatas por un pasapuré o bien aplástalas con un tenedor.

4.- Coloca en un bol grande los huevos y bátelos bien. Incorpora la patata y mezcla hasta conseguir una masa homogénea. Ya ves que he usado las varillas eléctricas porque facilitan mucho el trabajo.

5.- Añade el zumo del limón a traves de un colador y el anís. Mezcla.

6.- Toma unas cucharadas de harina y mézclala con la levadura química (polvo de hornear) y el bicarbonato sódico.

7.- Incorpora el azúcar a la masa (en el vídeo lo puse después, pero mejor ponerlo primero). Añade la harina con levadura y bizcarbonato a la masa a través de un tamiz. Ve añadiendo poco a poco la harina y mezclando con la cuchara. La cantidad de harina es orientativa, fíjate en la textura que tiene la masa en el vídeo. Puede que necesites algo más o quizá algo menos, pero 700 gramos es la medida que he usado yo. Cuando la masa tenga una consistencia espesa, pero siga siendo muy pegajosa, ya la tienes lista para freír.

8.- Calienta abundante aceite en una sartén para freír los buñuelos. Los buñuelos deben florar, no escatimes en aceite. Toma una porción de masa con una cuchara y déjala caer en el aceite caliente con la ayuda de otra cuchara. Coloca uno a uno los buñuelos de patata dulces cuidando que queden bien separados porque van a crecer bastante al freír. Cuando se doren, dales la vuelta. Muchos se darán la vuelta solos y sin ayuda.

9.- Cuando estén dorados, retíralos a un plato con papel absorbente. Puedes pasarlos por azúcar si los prefieres.

10.- Cuando los tengas todos fritos ya se pueden comer calentitos, solos o con un chocolate a la taza.

Buñuelos de patata dulces

Consejo:

Como en esta receta salen muchos buñuelos, una vez fríos, puedes guardarlos en una bolsa de plástico cerrada. Al día siguiente, los calientas un poco al microondas y estarán igual que el primer día. Si quieres rebozarlos de azúcar una vez fríos (no se pega el azúcar a no ser que sea recién sacados del fuego) derrite un poco de mantequilla en un plato y pasa los buñuelos por  la mantequilla y luego por el azúcar. Sólo manchar la superficie de mantequilla, no mojar. Seguro que te quedarán perfectos!

Este dulce tan rico es de Anna Recetas Fáciles 

This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

by Eduardo Sanz