El frío amenaza la vida de los refugiados.

UNICEF

El frío amenaza la vida de los refugiados.

Millones de refugiados sirios e iraquíes afrontan el frío del invierno a la intemperie o en refugios precarios y mal aislados, sin mantas, ropa de abrigo ni calefacción.

Las bajas temperaturas amenazan a muchas familias que han tenido que huir de sus casas y se encuentran sin nada.

Objetos tan básicos como mantas, ropa de abrigo o un calefactor pueden salvarles la vida.

 

 

ACNUR

 

 

3,8 millones de refugiados sirios e iraquíes, desplazados internos y refugiados de otras nacionalidades necesitan ayuda para afrontar el invierno.

 

 

ACNUR

   

10º invierno consecutivo de desplazamiento para millones de desplazados en Siria.

 

 

 

       

ACNUR

 

 

  • ACNUR necesita apoyo urgente para llevar a cabo el Plan de invierno

 

 

 

 

CRISIS DE REFUGIADOS: EL FRÍO AUMENTA EL RIESGO DE HIPOTERMIAS Y NEUMONÍAS

El invierno, al igual que el peligroso viaje en lancha por el Mediterráneo o las largas caminatas a pie, no frena a los miles de refugiados que llegan cada día y que vienen de vivir cosas infinitamente peores. Sin embargo, el frío puede poner en serio riesgo su vida. 

Las temperaturas bajo cero cada vez son más frecuentes y aumentan las probabilidades de que los niños sufran hipotermias durante el viaje o contraigan enfermedades respiratorias muy peligrosas como la neumonía

“Hasta ahora, el invierno en Europa ha sido relativamente suave, pero eso está cambiando. La ropa de abrigo, las bufandas, y los calcetines para bebés no son suficientes. Estos niños han sobrevivido a guerrasadversidad y dificultades; ahora necesitan estabilidad, protección y apoyo”, dice Marie-Pierre Poirier, coordinadora especial de UNICEF para la crisis de migrantes y refugiados en Europa.

 

 

CRISIS DE REFUGIADOS: 1 DE CADA 5 SON NIÑOS

Desde UNICEF ya hemos empezado a distribuir material para el invierno como mantasabrigos y zapatos. En los países de mayor afluencia de refugiados, hemos instalado sistemas de calefacción en nuestros espacios amigos de la infancia, donde los niños juegan y aprenden mientras sus padres hacen sus gestiones.

Según las cifras oficiales, 1 de cada 5 refugiados que llegan a Europa son niños. En esta crisis de refugiados, son precisamente ellos los que más peligros corren. Sus derechos y sus vidas se ven constantemente amenazados durante el viaje.

No podemos olvidarnos de estos niños, ni ahora, ni en invierno, ni nunca. ¡Ayúdanos a recordarle a todo el mundo lo que está pasando!

 

 

 

 

FUENTE : pinche aquí.

 

 

 

This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

by Eduardo Sanz