RECETA: ESPUMA DE PATATAS Y PIQUILLOS

RECETA: ESPUMA DE PATATAS Y PIQUILLOS

Hoy os presentamos, desde Eduardo Sanz, una receta original. ¿Quién dice que con la patata no se pueden hacer platos creativos? Esta receta de espuma de patatas y piquillos es un claro ejemplo de cocina creativa con aire de cocina de diseño que, de vez en cuando, a todos nos gusta disfrutar. Con esta receta de espuma de patatas y piquillos, sorprenderás a los comensales aun siendo un plato económico y no demasiado complicado de elaborar.

 

INGREDIENTES PARA CUATRO PERSONAS

  • Quinientos gramos de patatas (recomendamos la variedad Rudolph por lo blanco de su carne y lo bien que cuece)
  • Ciento veinticinco mililitros de nata líquida
  • Doscientos gramos de pimientos del piquillo
  • Tres dientes de ajo
  • Cien mililitros de vino blanco
  • Una cucharada de azúcar
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

 

RECETA: ESPUMA DE PATATAS Y PIQUILLOS

Saco de patatas de la variedad Rudolph. Un cómodo envase de 3 kg fácil de transportar y almacenar.

 

MODO DE PREPARACIÓN

  1. Comenzamos nuestra receta de espuma de patatas y piquillos pelando y troceando las patatas. Las cocemos en agua con una pizca de sal.
  2. Cuando estén tiernas las escurrimos y las volvemos a poner al fuego junto con la nata y agua hasta cubrirlas, pero es importante de no poner en exceso. Añadimos también un chorrito de aceite de oliva virgen extra y dejamos que vaya a ebullición de nuevo.
  3. En este momento, retiramos del fuego y pasamos por la batidora hasta conseguir una crema lo más fina posible. Rectificamos el punto de sal y metemos esta crema que hemos hecho en un sifón que reservaremos en un cuenco con agua caliente.
  4. Por otro lado, en una sartén con un poquito de aceite de oliva virgen extra ponemos a freír los ajos picados. Cuando comiencen a dorarse añadimos los pimientos del piquillo y rehogamos durante unos minutos. A continuación, regamos con el vino blanco y ponemos también el azúcar. Continuamos la cocción hasta que los pimientos estén hechos, esto es, que los veamos tiernos. Retiramos del fuego y los trituramos.
  5. Por último, rellenamos la base de unas copas grandes con el triturado de pimientos y ponemos encima la espuma de patata que teníamos en el sifón. Podemos decorar, por ejemplo, con unas rodajas de chorizo hechas a la plancha muy finas para que queden crujientes.

 

FUENTE: para más información pinche aquí.

This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

by Eduardo Sanz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *