RECETA: NIDOS DE PATATAS FRITAS

RECETA: NIDOS DE PATATAS FRITAS

Los nidos de patatas fritas son muy fáciles de hacer y son una forma divertida y original de comer patatas fritas que gustará a los niños y a los no tan niños. Lo que pongamos encima de estos nidos solo está limitado por nuestra imaginación, desde un huevo frito con pimientos, a unas lasquitas de jamón, unas tiritas de carne a la plancha o lo que se nos pase por la cabeza, todo es cuestión de probar y encontrar esa combinación perfecta que nos haga disfrutar.

Lo más habitual para hacer estos nidos es usar un molde de hacer nidos, pero si no lo tenemos, podemos sustituirlo por dos coladores superpuestos, que posiblemente todos tengamos en casa. 

 

INGREDIENTES PARA CUATRO PERSONAS

  • Patatas (recomendamos la variedad agria, que frie excepcionalmente bien, aunque podemos hacerlo con cualquier otra variedad)
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra abundante
  • Molde para nidos o bien dos coladores casi iguales

 

MODO DE PREPARACIÓN

  1. El primer paso es lavar y pelar la patata, la cortaremos en juliana con un corte fino. No lavaremos más la patata para aprovechar al máximo el almidón que suelta este tubérculo y, de este modo, nos queden más compactos los nidos. Una opción más rápida y que facilita enormemente el trabajo es usar las patatas juliana de Eduardo Sanz
  2. Salamos la patata rallada y en este punto podemos añadir alguna especia más como puede ser pimienta, tomillo, orégano, etc. teniendo en cuenta lo que pensemos poner encima del nido para complementar los sabores.
  3. Rellenamos el colador mas grande con la mezcla de patata con una capita fina. Tapamos y presionamos con el pequeño para que la patata adquiera la forma.
  4. Freímos en abundante aceite de oliva virgen extra muy caliente hasta que la patata esté doradita.
  5. Sacamos los coladores y dejamos enfriar un par de minutos antes de desmoldar. Para hacerlo, basta con dar la vuelta al colador grande y presionar ligeramente.
  6. Dejamos reposar los nidos sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.
  7. Por último, rellenamos los nidos para completar el plato.

FUENTE: para más información pinche aquí

 

This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

by Eduardo Sanz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *