RECETA: NIDOS DE PATATAS RELLENOS CON BEICON Y HUEVO

RECETA: NIDOS DE PATATAS RELLENOS CON BEICON Y HUEVO

La propuesta de Eduardo Sanz, para sus queridos clientes y amigos, en esta ocasión, es una divertidísima receta, que no dejará a nadie indiferente. Es una receta muy sana y equilibrada, pues tiene una composición de carbohidratos y proteína adecuada y poca grasa. Esto la hace ideal para compartirla junto con toda la familia. Por si esto fuera poco, es una receta económica que nos puede sacar de un apuro en cualquier momento.

 

INGREDIENTES PARA CUATRO PERSONAS

  • Cuatro huevos
  • Cuatro patatas grandes (recomendamos la variedad Monalisa por lo fina y bonita que es la piel y lo bien que asa)
  • Cien gramos de beicon
  • Cien gramos de queso parmesano en un trozo
  • Perejil
  • Sal
  • Pimienta

 

MODO DE PREPARACIÓN

  1. Empezamos precalentando el horno a ciento ochenta grados. Entre tanto, lavamos las patatas cuidadosamente pues la vamos a cocinar con piel. Las secamos para eliminar el exceso de agua.
  2. Las envolvemos en papel de aluminio y las disponemos en la placa para asarlas durante aproximadamente una hora, hasta que estén tiernas. Una vez asadas, las retiramos y esperamos a que se enfríen completamente y eliminamos el papel.
  3. Ahora, hacemos un corte longitudinal en la parte superior de las patatas y ábrelas como si fuera una tapa. Lavamos el perejil y lo picamos finamente.
  4. Continuamos eliminando la corteza y las ternillas del beicon y lo cortamos en dados pequeños. Pasamos el queso por un rallador fino.
  5. En este punto, retiramos la mayor parte de la pulpa de las patatas, con mucho cuidado para no romper la piel y la picamos. Lo mezclamos con tres cuartas partes del beicon y la misma cantidad de queso rallado. Espolvoreamos con sal y pimienta.
  6. Introducimos esta preparación en el hueco de las patatas, sin rellenarlas del todo y cascamos un huevo en cada una de las patatas.
  7. Rocía con el resto del queso y el beicon, espolvoreando con el perejil picado. Las colocamos en la placa y la horneamos durante unos 15 minutos a 180 grados, hasta que la clara de los huevos se cuaje. Retiralas y sirvelas rápidamente, bien calientes, con el resto del perejil.

FUENTE: para más información pincha aquí.

by Eduardo Sanz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *