RECETA: PATATAS AL HORNO CON SALSA CITRICA

RECETA: PATATAS AL HORNO CON SALSA CÍTRICA

En Eduardo Sanz estamos convencidos de poder decir que la patata es la reina de las guarniciones. Lo mismo vale para una carne que para un pescado, y, dependiendo de la imaginación que tengamos, para hacer platos de lo más variados. 

Como ejemplo de complemento de cualquier tipo de alimento os presentamos, desde Eduardo Sanz, esta receta de patatas al horno con salsa cítrica que es una verdadera delicia, fácil de hacer y con un resultado que es un verdadero espectáculo. Estamos convencidos que la receta de patatas al horno con salsa cítrica será una guarnición estrella en vuestro recetario.

 

INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS

  • Un Kg de patata pequeña (recomendamos la variedad Monalisa por su suavidad y textura muy fina al asar)
  • Un pomelo rosa o una naranja
  • Un limon
  • Medio vaso de aceite de oliva virgen
  • Una cucharadita de miel
  • Un par de cucharaditas de mostaza de Dijon
  • Pimienta negra molida
  • Sal
  • Un manojo de cebollino

 

MODO DE PREPARACIÓN

  1. Ponemos el horno a precalentar en torno a los 200 grados con el calor puesto arriba y abajo.
  2. Por otro lado, engrasamos con un poquito de aceite de oliva virgen extra un molde bajo redondo, aunque podemos usarlo con cualquier forma, de unos 20 centímetros de diámetro.
  3. Continuamos lavando y secando las patatas. Cortamos en rodajas de unos cuatro o cinco milímetros. Usando una mandolina se acelera considerablemente el corte de las patatas.
  4. Disponemos las patatas en un recipiente para salpimentarlas. Añadimos la ralladura de del pomelo (o la naranja) y del limón, el aceite de oliva virgen extra, la mitad de la miel y lo mezclamos todo muy bien.
  5. Una vez están las patatas bien impregnadas las vamos colocando en el molde, superponiéndolas un poquito unas sobre otras, de modo que cubramos toda la superficie del molde.
  6. Seguimos horneando unos veinticinco o treinta minutos hasta que estén doradas.
  7. Mientras se hornea, lavamos, secamos y picamos el cebollino. Batimos usando unas varillas el zumo de las frutas con el resto de la miel y la mostaza, añadiendo el cebollino al gusto.
  8. Por último, una vez las patatas estén listas las servimos con una cucharada de salsa por encima de las mismas, pero dejamos el resto de salsa en cuenco para que se pueda añadir al gusto.

 

FUENTE: para más información pinche aquí.

This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

by Eduardo Sanz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *