RECETA: PATATAS CON CHORIZO A LA RIOJANA

RECETA: PATATAS CON CHORIZO A LA RIOJANA

Os presentamos un sabroso guiso de toda la vida, perfecto para entrar en calor ahora que empiezan a bajar las temperaturas. En este plato, podemos jugar con el picante, dependiendo de nuestros gustos o de los comensales que tengamos, usando Cayena, pimentón picante o un chorizo con un ligero picantillo. En mi opinión, un toque picante le va perfecto al plato.

Lo ideal para que el guiso quede perfecto es que la patata quede a punto de deshacerse, pero sin llegar a romperse, por lo que a la hora de cortar las patatas las cascaremos para que suelten fécula y así engorden la salsa y quede espesa.

 

INGREDIENTES PARA CUATRO COMENSALES

  • Unas seis patatas tamaño medio (dependiendo el tamaño de la patata variará el número de las mismas)
  • Un chorizo fresco
  • Un puerro
  • Un pimiento verde
  • Media cebolla
  • Dos o tres dientes de ajo 
  • Una Cayena, si se quiere.
  • Dos pimientos choriceros
  • Medio vaso de vino blanco
  • Media cucharada de pimentón picante
  • Media cucharada de pimentón dulce
  • Una hoja de laurel

 

MODO DE PREPARACIÓN

  1. Picamos finamente el puerro, la cebolla, el pimiento verde y los dientes de ajo.
  2. En una sartén o cazuela con aceite, añadimos el ajo y cuando empiece a freír añadimos el resto de verduras y un poquito de sal y lo dejamos sofreír.
  3. Añadimos el chorizo, pelado y cortado en rodajas grandes. Lo dejamos rehogando unos minutos para que el chorizo suelte la grasa y aporte sabor a todos los demás ingredientes.
  4. Lavamos y pelamos las patatas. Cascamos las patatas, esto es, iniciamos el corte de la patata y antes de terminarlo tiramos para que salte el trozo de patata sin terminar el corte limpio con el cuchillo. Esto hace que los trozos de patata sean irregulares y espesarán las salsa.
  5. Añadimos el pimentón, la hoja de laurel y los pimientos choriceros abiertos y sin pepitas. Mareamos todo un poquito y añadimos el vino blanco. Lo dejamos hervir unos minutitos hasta que el vino evapore el alcohol.
  6. Cubrimos con agua y podemos añadir un poquito sal si es necesario. Hay que tener en cuenta que reducirá y por tanto se irá salando. Es mejor no pasarnos con la sal y rectificar un poco después.
  7. Llevamos a ebullición y bajamos el fuego para que la cocción se haga suavemente hasta que las patatas estén tiernas. Si la salsa nos queda poco espesa, podemos machacar alguna patata con un tenedor para espesarla.
  8. Retiramos los pimientos choriceros y sacamos la pulpa, desechando la piel. Añadimos al guiso solo la pulpa del pimiento. Ahora es el momento de rectificar de sal para dejarlo a nuestro gusto.
  9. Por último, dejamos reposar unos minutos antes de servir.

FUENTE: para más información pinche aquí.

This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

by Eduardo Sanz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *