RECETA: PATATAS GRATINADAS CON NATA

RECETA: PATATAS GRATINADAS CON NATA

 

Hoy tenemos una receta original que es deliciosa, económica y muy fácil de hacer. Sí, por extraño que parezca, esta receta lo tiene todo. Es una receta ideal para usar como entrante o como guarnición, siendo perfecta para acompañar carnes o pescados. Los ingredientes son de los que todos tenemos en casa y el resultado es un espectáculo para la vista y el paladar.

 

INGREDIENTES PARA CUATRO PERSONAS

  • Un Kg de patatas (se recomienda la variedad Rudolph, roja, o Monalisa, blanca)
  • Un bote grande de nata o crema de leche, según nuestras preferencias
  • Ciento cincuenta gramos de queso rallado
  • Pimienta negra al gusto
  • Sal al gusto
  • Orégano al gusto

 

MODO DE PREPARACIÓN

  1. Comenzamos por pelar las patatas y cortarlas en rodajas de mas o menos cinco milimetros de grosor. En una olla las cubrimos con agua y añadimos un poco de sal y las hervimos durantes unos diez o quince minutos. Las escurrimos una vez cocidas. En cualquier caso, recomendamos que queden ligeramente enteras pues luego terminarán la cocción en el horno. Una opción más rápida es usar patatas de cuarta gama que ya vienen preparadas para cocinar directamente, esto es, peladas y cortadas en rodajas. Esto nos facilita muchísimo el trabajo y es mas rápido.Y079279
  2. En una fuente o bandeja de horno, cubrimos la base con rodajas de patatas. luego vierte un poco de crema de leche y queso rallado por encima. Espolvorea con un poquito de sal y de pimienta molida al gusto. Repite este paso varias veces hasta acabar con los distintos ingredientes en diferentes capas. La última capa de las patatas con nata al horno es aconsejable que sea de crema de leche y queso para que no queden resecas.
  3. Una vez terminada la bandeja de patatas espolvorea con orégano, cubre la fuente con papel de aluminio y cocínalas con el horno precalentado previamente a 200 grados centrígrados durante unos 10 a 15 minutos. Luego retira el papel de aluminio y sigue horneando hasta que se doren bien.
  4. Pincha las patatas gratinadas al horno con nata y queso para comprobar la resistencia. Si están blandas retíralas.
  5. Sirve las patatas gratinadas con nata mientras están aún calientes como entrante o guarnición y ya solo queda saborear este delicioso plato.

FUENTE: para mas información pinche aquí.

This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

by Eduardo Sanz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *