RECETA : PATATAS PANADERAS AL HORNO

Guarnición

RECETA : PATATAS PANADERAS AL HORNO

¡la guarnición perfecta!

Una guarnición que no puede faltar en tu cocina para acompañar cualquier tipo de plato son las patatas panaderas hechas al horno.

Sutil, delicada, y siempre bien recibida por los comensales, esta guarnición supone un bocado exquisito y muy fácil de hacer que te permite realizar otras tareas mientras esperas a que se cocine.

Te animamos a que te pongas manos a la obra para acompañar tu menú de hoy. Las patatas panaderas son de esas recetas que, hechas con mimo, resultan de lo más apetecible: tiernas por dentro, doradas por fuera y con un sabor… ummm… ¡Repetirás!

Guarnición

guarnición Eduardo Sanz

         

 


INGREDIENTES :

6 Patatas guarnición pelada Eduardo Sanz

1 ó 2 cebollas (según tamaño)
4 Dientes de ajo
Pimienta negra
Un chorrito de vino blanco
Aceite de oliva
Sal

 

 

ELABORACIÓN :

Precalienta el horno a 180ºC mientras vas pelando las patatas.
Una vez peladas, lávalas y córtalas en rodajas . 
Cubre con una ligera capa de aceite de oliva la base de una fuente para horno.
Corta la cebolla en rodajas muy finas y esparce una parte por el fondo de la fuente hasta cubrirla. Sala las patatas y colócalas sobre la cebolla.
Después pica el ajo muy fino y añádelo a las patatas. Agrega pimienta negra al gusto -si es recién molida mucho mejor-, e incorpora el resto de la cebolla.
Por último, vierte un chorrito de aceite sobre las patatas para que no queden secas al cocinarse, e introduce la fuente en el horno a una altura media, durante 25 minutos, a 180ºC.
Transcurrido ese tiempo, comprueba con un tenedor el grado de cocinado de las patatas. Tienen que haber comenzado a ponerse blandas.
En ese momento, echa el vino blanco por encima de las patatas, baja la temperatura del horno a 160ºC, y deja que se cocinen durante otros 15 minutos aproximadamente, o hasta que comiencen a ponerse doradas y estén completamente hechas. Controla el tiempo de horneado si empleas varias capas de patata en la fuente. A más capas, más tiempo. El tiempo se verá reducido si la cantidad de patatas es pequeña. El vino blanco debe haberse evaporado totalmente, y las patatas habrán adquirido un gusto delicioso.

 

¡Listas! Sirve como acompañamiento .
TRUCO:  regarlas con un poquito de zumo de limón 10 minutos antes de que terminen de hacerse en el horno: te ofrecerá una combinación deliciosa, con un resultado muy, muy rico.

 

by Eduardo Sanz