¿Sabías qué…

lo de llamarlo “patatas” viene por una confusión?

La eterna duda de por qué se les llama papas en algunos sitios y patatas en otros te va a quedar por fin resuelta.

Cuando llegó a España la gente no tenía muy claro lo que era y, por similitud, la empezaron a confundir con el boniato, al que también se le llama «batata».

Esta mezcla entre la papa y la batata derivó en el concepto actual que conocemos como patata.

Cuando la patata llegó a Italia los italianos la llamaron tartufini, por su parecido con la trufa, y de ahí el nombre se expandió y evolucionó a otros idiomas como el alemán, donde la llaman kartoffel.

This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

by Eduardo Sanz