La planta de selección de lavado o seco, somete al producto al más riguroso control de calidad, un proceso que abarca desde la recepción del producto, hasta que éste llega al consumidor ya envasado. Eduardo Sanz S.L. comercializa distintas variedades de patata, siendo las más usuales: Monalisa, Red-Pontiac y Agria.

Eduardo Sanz S.L, realiza una inmejorable selección de patatas y un cuidado trabajo de elaboración en nuestros procesos de producción, logrando aportar a un producto indiferenciado, como es la patata, cualidades que la distinguen y dotan de valor añadido para el consumidor final.

Existen 3 líneas de Producción distintas, que son una evolución en las etapas: Patata Fresca (natural, lavada o cepillada), Patata IV Gama (pelada y troceada lista para cocinar), Patata V Gama (cocinada y lista para consumir).

 

1


LÍNEA DE FRESCO:

 

Son patatas destinadas al consumo, la cual ha sufrido un proceso de normalización que incluye: lavado o cepillado, selección, calibrado y envasado en los diferentes formatos. Las patatas las presentan en diferentes formatos desde 2Kg a 1000Kg.


2

LÍNEA DE IV GAMA:

 

Son patatas que tras pasar por un proceso de normalización, son sometidas a un procedimiento de pelado, lavado y desinfección, selección, troceado, centrifugado, tratamiento químico y envasado, listas para su cocinado.

Una vez seleccionadas, y en base al tipo de corte y uso que les demanda el cliente, estas se pelan, repasan y cortan (con múltiples formatos según el tipo de uso y patata).

Luego las envasan en bolsas de 2.5 kilos con una atmósfera protectora (como conservante), para que mantengan su estado natural completamente intacto.

3


LÍNEA DE V GAMA:

 

Son patatas que tras pasar por un proceso de normalización y peladas, son mezcladas con distintos ingredientes naturales, envasados al vacío y sometidas a un procedimiento de cocción con aceite de oliva virgen extra en autoclave (pasteurización), listas para su consumo.

Una vez lavadas, peladas y seleccionadas según el formato y uso al que van a ser destinadas, estas se cocinan (en aceite de oliva 100% virgen extra) con un rigurosísimo control de calidad, que termina con la pasteurización de éste en un envase al vacío, con el que consiguen entre otras cosas; un producto sin conservantes ni colorantes y 100% natural.

Por supuesto recordar, que aunque la mayor actividad de Eduardo Sanz S.L. procede de la comercialización de patatas, también trabaja otros productos como son la cebolla y el ajo.