Artículo: Cómo cicatrizar una herida con remedios caseros

Todos en algún momento de nuestras vidas hemos sufrido alguna cortada, quemadura, raspadura, rasguño o cualquier herida leve y no hemos sabido qué hacer para curarla mucho más rápido.

¿Pero, sabías que los mejores remedios para cicatrizar heridas se encuentran posiblemente en tu alacena? – Productos como la miel, el ajo, la manzanilla, el aloe vera y otros, pueden actuar como los mejores remedios caseros para curar heridas muy fácilmente.

En este artículo de medicina natural-alternativa te presentamos algunas de las mejores formas naturales para que aprendas cómo cicatrizar una herida mucho más rápido. Quédate leyendo a continuación.

A continuación te presentamos una lista con lo mejor para cicatrizar heridas. Muchos de estos productos puede que incluso los tengas en tu nevera o alacena.

LA MIEL

Se ha demostrado con numerosos estudios que la miel sirve para cicatrizar ya que actúa como un antibacteriano, anti-inflamatorio y tiene una gran actividad antioxidante, incluso mejor que cualquier otro medicamento antibiótico. Ésta tiene una gran capacidad para combatir infecciones y proporcionar un ambiente húmedo adecuado para la curación.

Si tienes una herida leve y poco profunda, no tengas miedo de poner un poco de miel cruda en ella y después cubrirla con un pequeño vendaje para evitar futuras infecciones.

SÁBILA O ALOE VERA PARA CICATRIZAR HERIDAS

Esta planta conocida por tener múltiples beneficios para la salud, también tiene muchas propiedades curativas. Es sobretodo una excelente forma de tratar las quemaduras, pero también es muy útil en casos de cortadas o raspaduras.

¿Por qué funciona? – Pues resulta que el gel que posee esta planta funciona como una ayuda extra para la formación de colágeno necesario para poder cicatrizar las heridas más eficientemente. Además, previene las infecciones, es antibacteriana, reduce las inflamaciones y posee fitoquímicos que puede ayudar a reducir el dolor actuando como un analgesico natural.

Lo ideal para usar la sábila es cortar directamente un extremo de la planta y esparcir el gel que tiene en su interior justo por encima de la zona afectada, siempre y cuando ésta no sea muy profunda. Pero, si no puedes conseguirla, puedes comprar en un herbolario o tienda naturista cremas o geles en los cuales su ingrediente activo más importante sea el aloe vera.

ACEITE DE COCO

Es uno de los más poderosos productos que existen hoy en día para combatir todo tipo de infecciones. El aceite de coco se ha estado utilizando durante varios años como un tratamiento para múltiples afecciones de la piel y salud oral, siendo un ingrediente activo de muchos productos de cosmética y pastas de dientes naturales gracias a sus propiedades antibacterianas, anti-inflamatorias e hidratantes. En las heridas el aceite de coco puede mantener a raya las infecciones y ayudar en el proceso de cicatrización de forma más rápida.

EL AJO

Esta planta posee grandes propiedades antibióticas y anti-microbianas. Se ha estado utilizando ajo por cientos de años y es uno de esos remedios caseros de la abuela que nunca fallan por su gran capacidad antibiótica, mejorando las defensas del organismo por lo cual se puede lograr prevenir y detener las infecciones en las heridas.

Para utilizar este remedio para sanar una herida, debes tener cuidado de no dejar el ajo durante mucho tiempo ya que puede resultar siendo muy irritante.

  • Debes hacer una pasta suave con un par de dientes de ajo
  • Esparcir por encima de la herida
  • Después cubrirla con una gasa durante unos 15 minutos.
  • Finalmente debes lavar con agua y repetir esto 2 o 3 veces al día.

CÚRCUMA

Esta raíz proveniente de la India, pero totalmente extendida en Europa y América es un excelente antiséptico y poderoso antibiótico natural. Se han realizado varios estudios en los cuales se ha podido determinar que la curcumina (el colorante que posee que le da ese característico color amarillo), posee propiedades anti-inflamatorias que pueden ayudar a mejorar la cicatrización de las heridas a partir de la modificación del colágeno.

La cúrcuma en polvo la puedes usar directamente aplicada sobre el área afectada 2 o 3 veces al día, así como también puedes tomar jugo de naranja con cúrcuma para prevenir la infección y ayudar en el proceso de cicatrización. (La vitamina C de la naranja te puede ayudar a cicatrizar más rápido las heridas: lo podrás leer más abajo)

LA MANZANILLA

Esta flor es una de las plantas medicinales más usadas por cientos de años como medicina natural para curar muchos problemas de salud. Las bondades de la manzanilla pueden ser también utilizadas para sanar y cicatrizar heridas por sus flavonoides que contiene (poderosos antioxidantes presentes en muchas hierbas).

Para usarla como medicina natural para cicatrizar heridas, puedes tomar bolsitas de té de manzanilla y mojarlas un poco con agua tibia para después envolverlas con gasa o un vendaje sobre la zona lesionada.
Si tienes la posibilidad de conseguir manzanilla fresca, puedes triturar las hojas y poner su jugo directamente sobre la herida, haciendo esto varias veces al día.
Por otro lado, si no puedes conseguir ninguna de las anteriores, aún puedes disfrutar de los beneficios de la manzanilla, ya que comúnmente se venden muchos ungüentos a base de esta hierba en tiendas naturales.

LAS PAPAS O PATATAS

Al ser tan húmedas por dentro en su estado crudo, las patatas son una excelente forma de hidratar una herida, reducir la inflamación y promover su posterior cicatrización. Es mucho más efectiva en quemaduras leves o raspaduras.

Para este remedio casero puedes usar las papas de 2 formas: Ralladas para hacer una pasta y esparcir sobre la zona en forma de cataplasma o en una rodaja grande que podrás poner sobre las raspaduras cubriendo con una venda.

En ambos casos puedes dejar la patata durante varias horas, lavar la zona afectada con un poco de agua con sal marina y cubrir con un nuevo cataplasma de papas o patatas repitiendo ese proceso hasta que el corte o raspadura sane por completo.

CEBOLLA

La Cebolla contiene alicina (un poderoso antibiótico y antimicrobiano). Puedes triturar un poco de cebolla en la licuadora, agregar un poco de miel a la misma y aplicar esta pasta sobre el área afectada; siempre que sea muy superficial y al igual que el ajo un máximo de 15 a 20 minutos. Cubrir con una gasa o venda y repetir esto por 2 a 3 veces al día enjuagando con agua salada para prevenir las infecciones y lograr una mejor cicatrización.

VINAGRE DE SIDRA DE MANZANA

Al igual que los anteriores remedios, el vinagre de manzana tiene propiedades antimicrobianas, no permite que las bacterias en la herida se propaguen combatiendo la infección. Promueve la cicatrización y disminuye la picazón.

CALÉNDULA

Esta planta se ha demostrado que ayuda a curar las heridas más rápido, posiblemente aumentando el flujo de sangre y oxígeno a la zona afectada; ayudando al cuerpo a crear nuevo tejido. También se utiliza para mejorar la hidratación de la piel y crear firmeza en el área afectada. Puedes usar las flores frescas de caléndula y triturarlas hasta obtener su extracto y ponerlo directamente sobre la lesión, o bien comprando en una tienda natural caléndula en gel que es muy utilizada para tratar cortes, raspaduras, heridas, erupciones e irritaciones cutáneas.

Por otro lado, cuando tienes una lesión, debes cuidar tu alimentación y comer muy sano. A continuación podrás conocer qué alimentos consumir para ayudar a tu cuerpo a sanar más rápido cualquier herida.

CUALES SON LOS MEJORES ALIMENTOS PARA CICATRIZAR HERIDAS

Come alimentos altos en Zinc: Este es el mineral más importante en la regeneración de tejidos lesionados.Las personas que tienen deficiencia de zinc, tienden a tener procesos de cicatrización de heridas mucho más lento. Este mineral en el cuerpo también actúa como antimicrobiano y antiinflamatorio. Además, ayuda a estimular el crecimiento y la maduración de las células para reconstruir el tejido dañado.
Los alimentos más ricos en zinc son: Aguacates o paltas, moras, dátiles, frambuesas, arvejas, nueces, acelga, calabaza, frijoles, cereales, carnes rojas, ostras, chocolate negro / cacao en polvo, el maní.

Come más alimentos ricos en Vitamina A: Esta vitamina ayuda a estimular el crecimiento de nuevas células para regenerar los tejidos lesionados.
Por ejemplo: Las zanahorias, los tomates, la batata / camote, verduras de hojas verdes (espinacas, diente de león y col verde), melón y calabaza.

Consume más vitamina C: Esta vitamina es esencial en la producción de colágeno, también ayuda en la renovación de las celulas de la piel y promueve la desinflamación de los tejidos lesionados. Puedes aumentar la ingesta de alimentos como: Naranjas, kiwis, fresas / frutillas, brócoli, pimientos rojos y verdes, ciruelas, guayabas.

La proteína también es uno de los nutrientes más importantes que afectan la cicatrización de las heridas: Una deficiencia de proteínas puede alterar la cicatrización haciendo que esta sea mucho más lenta. Las fuentes de proteínas más comunes son la carne, pescado, huevos, semillas, nueces, legumbres y cereales como la quinoa.

De: medicinanatural-alternativa.com. Fuentes: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2995283/, http://health.howstuffworks.com/wellness/natural-medicine/home-remedies/home-remedies-for-cuts.htm

This entry was posted in Sin categoría. Bookmark the permalink.

by Eduardo Sanz